Las lámparas de techo o más comúnmente llamadas lámparas colgantes son un conocido por todos. Casi todas las casas a las que vamos tienen alguna colgada en por lo menos una de las estancias. Las lámparas de colgar son eficaces en su papel de alumbrar puntualmente las superficies sobre las que están colgadas. Esto supone una ventaja contra las luminarias cenitales, que alumbran de modo general. Además, también es una manera de ahorrar energía y dinero ya que la luz dirigida directamente sobre la actividad a realizar evita el gasto superfluo de iluminar donde no se necesita. Las lámparas de techo modernas han incorporado en su diseño una abundancia de técnicas de producción, colores, materiales y sus formas son muchas veces sorprendentes. El empleo de iluminación led en este tipo de lámparas es sencillo gracias a las bombillas led a la venta en casi todas las tiendas de electricidad.