Los aparadores tradicionalmente han sido entendidos como muebles auxiliares de comedor, muebles que completan y complementan las actividades relativas al acto de comer y todo lo que a éste le rodea. El aparador tradicional era un mueble en el que se almacenaba todo lo relativo al servicio de la mesa. Sin embargo hoy la función de los aparadores es más amplia, o si se prefiere más compleja. Los aparadores modernos necesariamente ya no se limitan a esta función, sino que sin prejuicios o pre-asignaciones, contiene todo aquello que nos hace falta que esté recogido, almacenado, o clasificado. Es algo sabido que no existen normas y cada uno utiliza los muebles según dicten sus necesidades o sus gustos, y estos actualmente, también se sigue usando de la manera de antes. Es básico, cuando hablamos de aparadores modernos, que las puertas y cajones tengan un acceso fácil, y cómodo, en términos de operatividad y uso.